Blog Wisdenn



4670

 

Como Coach Ejecutivo en Wisdenn, he observado un reto común entre las personas que tienen gente a su cargo. Seguramente te habrás preguntado más de una vez: “¿cómo motivo a mi equipo?”

Primero, date el tiempo de observarlos. ¿Cómo son sus actitudes en juntas, en el día a día, sus comportamientos y otros factores? De ahí vas a sacar pistas…. ¿Se ciclan en las conversaciones? ¿Les da igual todo? ¿Notas que falta pasión? ¿Se enojan fácilmente? En resumen… ¿notas que les falta “brillo”?

Con estas pistas, puedes conectarlo con los eventos que ha vivido el equipo y que los impactan, tales como:

  • cambio en los miembros del equipo, ya sea por salida de alguno de ellos o inclusión de alguien nuevo
  • cuando se atribuyen nuevas responsabilidades o nuevas actividades
  • poco conocimiento o desconocimiento total de los resultados del equipo y/o de la compañía
  • proyectos de largo plazo (demasiado largos y no ves resultados)
  • cambios en la forma de trabajar

 

De ahí viene la regla de oro: ¡ESCÚCHALOS!

 

Pareciera la más sencilla y la más obvia, pero a lo largo de mi experiencia como Coach me he encontrado con personas que no lo ponen en práctica. Parecen siempre tener la verdad y la razón, y en el momento de reflexionar si su equipo alguna vez les ha manifestado el porqué de su baja motivación, caen en cuenta que nunca les han dicho y, por ende, ellos nunca les han preguntado.

 

Ya que se identifica la falta de motivación, ahora viene lo importante, ¿qué hacer para motivar a mi Equipo?

Hablemos de los 2 errores más comunes cuando se trata de motivar:

  • Una idea común es “vamos a darles un bono” o “algún premio en efectivo”; y eso no necesariamente va a traer motivación al Equipo. Si bien la mayoría no trabaja “por amor al arte”, tampoco el dinero es su único motivo para trabajar contigo.
  • Otro error común es el de “vamos a cenar a tal lado todos juntos” o “vamos todos como Equipo a "(inserte aquí la actividad que le motiva al líder. ejemplo jugar boliche, ejercicio al aire libre, etc.)” . Las reacciones ante esto es que solo motiva a algunos, a otros no les llama la atención, o no tienen habilidades para eso. La realidad es que estas actividades la única motivación que logra es la de tener el recuerdo de haber hecho algo hace poco y, además, para algunos el tiempo que pasan juntos en la oficina es “más que suficiente”

 

Pero entonces, ¿Cómo &%$#@|¢ motivo a mi Equipo?

giphy
                                                     

 

Aquí te dejo 3 recomendaciones prácticas para lograr la motivación del Equipo.

        1. Comparte una visión inspiradora

Apóyate en storytelling, en algún vídeo de youtube, en alguna metáfora pero genera una visión que incluya a aquellos que quieren ganar, a los que quieren aprender, o a los que quieren saber a dónde se dirige el Equipo. Esto genera un efecto de pasión, certidumbre y claridad para poder alinear los esfuerzos, las creencias y los valores para un resultado en común.

 

En el podcast de Wisdenn puedes escuchar cómo ayudarte y ayudar a los demás a encontrar la pasión en su trabajo: da clic aquí para escuchar"

 

2. Conoce qué le motiva al Equipo

No a todos nos motivan las mismas cosas, hay que partir de ahí. Escucha qué motiva a los integrantes del Equipo, conoce qué objetivos personales y profesionales tienen, sus inquietudes, miedos, qué les gusta de estar en dónde están, también qué no les gusta o qué se pudiera mejorar.

Hay muchas maneras de conocer lo qué les motiva; lo importante es que se sientan escuchados, esto ya de entrada quita mucha carga emocional y ayuda a que se sientan tomados en cuenta.

 

 

3. Generar espacios de integración (no de convivencia)

Si bien los eventos fuera de horario de trabajo no son motivantes para todos, aprovechar ciertos espacios del día de trabajo o un día de actividades fuera de la oficina en horario de trabajo, puede ayudar a que las personas sientan un respiro de sus actividades diarias.

Espacios que permitan conocerse mejor entre los integrantes del Equipo, conversar temas difíciles, resolver conflictos, generar nuevos acuerdos y compromisos que facilitarán la alineación de actividades.

 

¿No tienes presupuesto..? ¡Que más da! Si te das cuenta, no se necesitan muchos recursos para lograr motivar a un Equipo, lo importante es tener en cuenta qué motiva a los miembros del mismo, conocer sus expectativas y un buen diseño de una sesión interna o externa son claves para asegurarlo. 

 

¿Quieres saber más de cómo motivar a tu equipo? Lee el libro de Carmen Duhne y Ana María Quintanilla: “¿Cómo Carambas Motivo a mi Equipo?"

 
    Consultor Senio

    Carlos Blog

 

En Wisdenn tenemos herramientas que apoyan a los líderes a lograr esto y que además sea sostenible en el tiempo.

 

Contáctanos

Categorías